27 de Mayo día de la Madre

Una Ley da el aval para que se conmemore el Día de la Madre

Gracias a la Ley de la República del 8 de noviembre de 1927, el día de la madre boliviana es festejado cada 27 de mayo, oportunidad en la que se le rinde homenaje al ser dador de vida y amor por excelencia.

En su único artículo, esta ley indica que se le debe rendir honores a la madre en todos los colegios e instituciones educativas, al igual que visitar los monumentos conmemorativos.

Gran parte de esta costumbre se originó con el fin de recordar el valor y el compromiso que tuvieron con su patria las mujeres cochabambinas, valor que quedó demostrado en el campo de batalla el 27 de mayo de 1812 en la conocida Batalla de la Coronilla con motivo de la independencia de la República.

Una historia construida con sangre

La historia señala que tras los levantamientos armados que se produjeron en La Paz, Chuquisaca y Oruro a partir del año 1809, Cochabamba era lallamada a seguir el ejemplo de sus regiones vecinas con el fin de derrotar el dominio español encabezado por Goyeneche.

En ese marco, tras la sublevación reprimida de Sipe Sipe, Goyeneche emprendió camino hacia la Argentina con el fin de invadir sus provincias y apagar el fuego revolucionario que se había iniciado.

Con lo que no contaba Goyeneche es con la nueva insurrección que se produjo tras la salida del comandante español. Tras enterarse de la nueva rebelión, Goyeneche retornó a Cochabamba y enfrentó a los patriotas encabezados por Esteban Arze, a quienes derrotó el 24 de mayo de ese año.

Tres días después, la ciudad de Cochabamba fue tomada tras la resistencia heróica de las mujeres cochabambinas en la colina de San Sebastián, mujeres que alver cómo morían sus esposos, hermanos y padres, no dudaron en ir a defender la patria encabezadas por la ciega Josefa Gandarilla, quien arengó a sus compañeras para ir a la lucha.

En esta colina, más conocida como de la Coronilla, cientos de mujeres murieron a manos de las fuerzas realistas. En homenaje a ese valor demostrado aquel 27 de mayo de 1812 es que se recuerda esta fecha como el día de la madre boliviana, conmemoración que fue confirmada a través de la ley ya referida.

Sentimiento de adhesión

La Ley del 8 de noviembre de 1927 también indica que \"las asociaciones de beneficencia y protección a los huérfanos podrán adherirse a esta fiesta y organizar festividades tendientes a resaltar la virtud del sentimiento materno\".

Sin lugar a dudas, festejar el Día de la Madre represebnta no sólo rendirle honores a las heroínas de la Coronilla, sino también rendirle un homenaje especial a todas las madres que día tras día suelen demostrar su heroismo y su entrega por amor a los demás, aunque no sea en un campo de batalla.

Gracias madre boliviana por esa entrega y dedicación.

Fuente: Legislación Social Boliviana de Abraham Maldonado y Lecciones de Historia de Bolivia de Florian Giebel.
http://www.bolivia.com/especiales/Dia_de_la_madre/

 
blog comments powered by Disqus
¿Plato o mezcla de especias? ¿Qué es exactamente el curri?

Pollo al curri, polvo de curri, hoja de curri… ¿De qué hablamos exactamente cuándo usamos esta palabra? ¿Se trata de un plato, de una especia, de una planta o simplemente de un preparado industrial para dar un toque oriental a nuestros platos? El gran diccionario gastronómico, la Larousse Gastronomique, define el curri como la “mezcla de especias de origen indio, en polvo o en pasta”. Pero añade que “designa asimismo el plato condimentado por esa mezcla de color amarillo”.

Bajamos un escalón y recurrimos a la Wikipedia. Curri “es el nombre con el que Occidente denomina a los platos elaborados con una mezcla de especias, más o menos picantes, desarrolladas en las cocinas asiática”. Mezcla de especias o plato, bien, pero ¿se trata de un invento europeo? ¿Qué lleva exactamente esa combinación?

Invento occidental

Anjalina Chugani, cocinera de origen indio afincada en Barcelona a quien llaman “la chef de las especias”, explica a Comer el origen de los platos denominados curris (de carne, verduras o pescado). “Fueron los británicos quienes inventaron este concepto”. De hecho, “la palabra kari en hindi significa salsa. Como a los británicos que llegaron a la India en la época colonial les encantan las salsas, comenzaron a adaptar platos indios tradicionales añadiéndoles mucha salsa”.

Esa mezcla de especias que encontramos en los supermercados etiquetada como “curri” no existe en la India porque “cada cocinero hace sus mezclas a su manera”. Por eso los platos llamados “curris” tienen cientos de versiones. “Esos platos con salsa son completamente diferentes en una zona u otra del país. Si hay platos que se llaman curris, en la India, es porque ya se ha instalado y extendido absolutamente la denominación de los británicos. Así es más fácil explicarse y que se todo el mundo lo entienda”.

¿Qué lleva esa mezcla de especias?

La mezcla de especias a la que denominamos curri y con la que preparamos esos platos con salsa puede variar en función de cada cocinero o cada región. “La base puede que sea la cúrcuma, pero no existe una fórmula. Yo tengo mi curri, que será diferente de cualquier otro”, cuenta Chugani. Si volvemos a las páginas de la Larousse Gastronomique, leemos que una composición clásica tiene, por ejemplo, los tres ingredientes indispensables que son la cúrcuma, el cilantro y la pimienta; pero también clavo de olor, cardamomo, jengibre, nuez moscada, tamarindo o guindilla. Incluso, en ocasiones hinojo, alcaravea, ginseng, albahaca seca, granos de mostaza, canela…

Además, según los países, se le añade a esas especias unos componentes u otros para elaborar las salsas. En Sri Lanka, por ejemplo, se usa leche de coco y yogur; en Tailandia pasta de gambas secas; “en la India los curris son untuosos, líquidos, secos o en polvo, y su color va del blanco al pardo dorado o al rojo, pasando por el verde”, cuenta el diccionario francés.

 

Hojas de curri
A parte del combinado de especias y los platos que incluyen salsas elaboradas con esas especias, también existen las hojas de curri. Se usan en la cocina, pero a pesar de su nombre tienen poco que ver con el condimento. En este caso se trata de una planta de la familia de las rutaceae, originaria de la India, con hojas puntiagudas.

Hojas con un aroma que recuerda un poco a la salvia, a los cítricos y con un fondo ligeramente picante que se incorporan a platos de arroz, verduras, carne o pescado. Además de la cocina, también se utilizan en la medicina ayurvédica por sus supuestas propiedades antidiabéticas, antioxidantes, antiinflamatorias o protectoras del hígado, entre otras.

Fuente: https://goo.gl/661Ea4

Leer más»
Publicación: 02/01/2018 a las 04:39 horas
Lea también:
¿Plato o mezcla de especias? ¿Qué es exactamente el curri?
Tres buenas formas de recalentar la pizza
Las cinco salsas madre
Cómo recalentar las alitas de pollo para que queden crujientes
Plato Paceño
TAWA TAWAS
Chuletas de cerdo al ajo y perejil
Filet mignon con salsa de champiñones
Locoto Relleno
Ensalada de quinua, pollo y verduras
Papas Hasselback con verduras
MILANESA A LA NAPOLITANA
Pollo agridulce a la naranja
Salmón al horno con hierbas
Carne alla Pizzaiola
Hamburguesa de legumbres con queso
Wonton con salsa estilo Sichuan
CHARQUEKAN
Spaghetti campagna
Berenjenas rellenas de queso feta y coulis de tomate
® 2018 guiaji.com.bo
Agregar restaurante | Acerca de Guiaji | Apoyos 
Términos y condiciones | Privacidad | FAQ | Contáctenos
Guiaji se encuentra bajo una Licencia Creative Commons 3.0
Licencia Creative Commons